Tu tiempo es oro y no sabes cuánto

Al llegar a la oficina, una avalancha de tareas se nos echa encima y, si no sabemos cómo gestionarlas, al cabo de una semana estaremos saturados de trabajo y empezando a perder la cordura.

Muchas veces hemos oído la frase de que “el tiempo es oro”. Esta frase nace del hecho de que como muchos bienes preciosos, el tiempo es limitado, por lo que si no sabes utilizarlo a tu favor, se escapa. Para dar el primer paso hacia una correcta gestión del tiempo, por lo tanto, lo primero que hay que hacer es reconocer que las semanas tienen 7 días y los días 24 horas. Parece una perogrullada, pero no lo es.

Si el tiempo lo organizamos en base a cómo creemos que deberían desarrollarse las tareas, en vez de cómo pueden desarrollarse, empezaremos a hacer trabajos de calidad en vez de cantidad. Está claro que un edificio no puede construirse igual en 2 años que en 6 meses. Lo mismo se aplica a todas las tareas y los proyectos, y si se fuerza el periodo natural de desarrollo de los mismos, el resultado no será el óptimo.

Una vez asumido esto, queda empezar a diferenciar tareas. Para ello algo principal es definir los términos urgente e importante. En el primer caso, urgente, se refiere a todo aquello que hay prisa por terminar. Importante, sin embargo, se refiere al grado de relevancia que tiene una tarea con respecto a las demás. En nuestro día a día laboral muchas veces damos, sin percatarnos, toda la prioridad a las tareas urgentes, sean importantes o no, por lo que las importantes que no tenían prioridad empiezan a acercarse peligrosamente a la línea de urgencia. Y si la traspasan empieza el desastre.

 
Estos son solo unos principios básicos en cuanto a la Gestión del tiempo, pero, si ves que tus habilidades de optimización del tiempo flaquean, deberías plantearte seriamente recurrir a una ayuda externa para mejorarlas. La formación online es un buen recurso para darte las claves y las herramientas necesarias para empezar a cambiar tu forma de gestionar el tiempo por otra en la que mejore tu productividad y tu optimización de las tareas.

 

Una correcta gestión del tiempo en tu negocio es tan urgente como importante y, lo mejor de todo, es que podrás empezar a ver los resultados en el corto plazo. Entonces ¿te atreves a mejorar? Empieza ya a ahorrarte pérdidas de tiempo y optimízalo.

 

Equipo de Opem

 

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios