¿Tienen nuestros directivos y empresarios las competencias necesarias para afrontar con éxito las labores gerenciales?

A la vista del estudio donde se ha analizado la capacidad de liderazgo de más de 550 directivos de 100 empresas españolas la respuesta es no.

Tal vez la cuestión está relacionada con qué cosas no estamos haciendo para permitir a los directivos y empresarios desarrollar su talento y aportar valor a su empresa para desarrollar las competencias necesarias en las compañías que le permitan ser más competitivas.

Lo curioso del caso es que en muchas empresas los directivos se forman, asisten a cursos, seminarios, jornadas para actualizar conocimientos y desarrollar competencias, entonces ¿por qué no funciona?. No seré yo quien señale recetas mágicas pero sí puedo defender algunos principios.

Recientemente en el Congreso Internacional de Psicología y Educaciónpresenté una ponencia con José Manuel De Haro “Desarrollo del Talento Directivo, resultados de una experiencia innovadora” en la que pudimos aportar datos de una investigación que avalan un modelo formativo integrador que aporta resultados a la formación tradicional al integrar herramientas como la evaluación, clases presenciales, e learning, planes de acción y tutorías coaching.

Por tanto defendiendo la formación en cualquiera de sus modalidades como herramienta de competitividad. Debo animar a empresarios y directivos a afrontar con valentía procesos formativos más ambiciosos, con una metodología contrastada que le permitan conseguirobjetivos pedagógicos y organizativos.

El modelo puede ser In Company o externo según el tamaño y realidad de la empresa pero siempre irá más allá de las acciones concretas y puntuales, integrando herramientas como las señaladas en el párrafo anterior.

 

José Antonio Carrión.

 

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios