LO QUE NO SON CUENTAS, SON CUENTOS

Hola a tod@s,

La frase que da título a esta entrada y que muy probablemente ya habréis escuchado en varias ocasiones y seguiréis escuchando, parece que la dijo Emilio Botín después de estudiar un ambicioso plan de un director de recursos humanos de una empresa participada por el Banco Santander en el que no supo dar cifras sobre el ROI (“return on investment” o “retorno de la inversión” en nuestro idioma) del mismo.

Muchas veces se acusa al departamento de recursos humanos, cuando amplía sus acciones más allá de la gestión de la nómina, contratos y seguros sociales, de perder de vista el objetivo final del negocio.

Lo cierto es que puede parecer que todo aquello que tan de moda está en la gestión de las personas como por ejemplo las evaluaciones 360º, los planes de formación, los planes de acogida, la gestión por competencias, los planes de comunicación interna, el “outplacement”, el “coaching”… suena muy bien, pero ¿sabemos ponerlo en valor?, es decir ¿somos capaces de estimar aproximadamente y en términos económicos qué nos van a reportar los recursos que asignamos a estas actuaciones?.

O quizás Emilio Botín, que después de todo no es infalible, esté equivocado en este caso y hay acciones en materia de gestión de recursos humanos que deben escapar al objetivo de generar riqueza a la organización.

¿Vosotros qué pensáis? ¿todo lo que no son cuentas son cuentos?

 

Espero vuestras opiniones.

 

Un saludo     

                                                                                                                                                                                                      Ximo García
ximo garcía

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios