La chica, el bueno y el viejo.

Confieso que por primera vez en mi vida, acabo de pasar una crisis. ¿Crisis yo…? Pero si esto no va conmigo.  No va con mi carácter extrovertido ni con mi feliz manera de ver la vida. Me considero una persona optimista, y además, esto a mi no me puede  pasar. Soy el peque de los hermanos, e incluso todos me dicen ahora (espero que no mientan) ¡pero si estás hecho un chaval, Oscar!

¿Me estaré haciendo viejo? ¿Se acabó el tiempo de Peter Pan?..…El culpable de esta  pasajera crisis personal tiene nombre, se llama Chris y tiene 26 años, y el otro día me pegó un “baño” de los buenos. Es la  primera vez en mi vida que me he sentído “senior”.

¿Y quién es Chris? Chris Hugues, Co presidente de la archiconocida red social Facebook y responsable de la movilización del joven electorado americano que permitió ganar al Presidente Barack Obama. Ahí es nadie. El Jueves pasado estuvo en IFA impartiendo una master class sobre el emprendurismo. Nuestra amiga Noelia nos invitó al congreso YES, que se celebraba en ALC y que tenía a Chris como figura destacada.

A ver qué nos cuenta el chaval, pensé antes de asistir.  Él mismo no entendía por qué decían que era joven, y puso una foto de cuando empezó allá por 2004. Era un veinteañero casi adolescente con acné cuando comenzó el proyecto en la habitación del college de Harvard….!!Se sentía viejo con 26….!!

El copresidente de Facebook, esta red social que si fuera país sería el 4 en el ranking mundial, habló sobre las premisas que habían sido el hilo argumental de sus proyectos y que habían permitido el éxito en sus aventuras. Claras como el agua y sorprendentemente comunes:

El espíritu empresarial, por Chris Hugues

  1. Centrarse en el producto.
  2. Crear un buen equipo.
  3. Usar cierta Informalidad.
  4. Ser inteligente con las inversiones.
  5. Pensar a largo plazo.
  6. Ser persistente.
  7. Tener un poco de suerte.

Salimos de la conferencia a hacer networking (Marina fue la que mejor Networking  hizo)y tomando un café con Noelia, María y Laura, no nos lo podíamos creer. 7 Claves para el éxito, vaya con el americano. ¡Pero si esto me lo decían a mí en la carrera!, ¿qué hay de nuevo en esto?. ¿Estas son las normas de la nueva economía, de la cacareada 2.0? Pues vaya.

Al final, la principal conclusión a la que llegamos fue esta: La sopa de ajo hace años que se inventó. O eres un artista en algo, o toca remangarse y trabajar, trabajar y trabajar. También estuvimos de acuerdo en que el amigo Chris tenía madera de lo primero, de artista.

¿Y quién es Marina? Pues Marina es la más joven de toda la audiencia del acto, mi hija de cuatro años. Me gustaría poder decir que me acompañó porque quería que se “impregnara” del espíritu emprendedor y se fogueara en este tipo de actos sociales, bla,bla,bla. Pero lo cierto es que la culpa la tuvo la bendita conciliación familiar. A Marina le encantó el acto, le gustó mucho Chris, y sobre todo el cacharro de la traducción simultánea.

A mí también me gusto mucho el montaje del acto, la divertida organización y uno de los ponentes en especial, que nos dio una verdadera  lección de convertir la necesidad en virtud, y situar la responsabilidad social corporativa en el corazón de la estrategia de la empresa. Otro Cris, Cristian Rovira, presidente del grupo Sifu

Pues esperaba yo encontrar la piedra filosofal, y me he dado cuenta que me han caído años como piedras. En todo caso si vienen como hasta ahora, que caigan los años que Dios quiera. Quien dijo crisis. La mirada fija en los que vienen por atrás, que empujan y aportan frescura e ideas para reinventarse.

Por cierto, ya sabéis quién es quién en el título, ¿no?. Al final me consuela que la chica se fue con el viejo.

Oscar Carrión López.

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios