¿Cómo planificas tu jubilación?

En Estados Unidos, León Danco, considerado el principal experto en empresas familiares en Estados Unidos, opina sarcásticamente sobre los empresarios que no planifican su sucesión: “Este desastre ocurre porque el propietario de la empresa no puede enfrentarse a la realidad de que en algún momento deberá ser y será sustituido. Si el propietario de una empresa de éxito con capacidad, visión y valor para crear una empresa de la nada no tiene valor para enfrentarse a los problemas del futuro, su banquero y su abogado lo harán por él tras su funeral, cuatro coches por detrás del de las flores”.

Perder el poder es parte del sacrificio de planificar la sucesión. Los emprendedores son grandes consumidores de poder y se retroalimentan ejerciéndolo, y cambiar ese rol es muy difícil.

No delegar autoridad es la mejor forma de mantener el poder en una organización. La pérdida de control en la familia es entendida, a menudo, como una consecuencia de la pérdida de control en el día a día de la empresa. Planificar la sucesión implica que todo el mundo sabe que lo vas a dejar y ello te quita autoridad en la gestión diaria del negocio.

La pérdida de poder conlleva también una pérdida de identidad (¿Quién soy a partir de ahora?). El empresario de éxito es reconocido por todos, pero el empresario jubilado es un jubilado más. Ya no será invitado por nadie ni participará en ferias ni encuentros empresariales.

Por otra parte, los fundadores que tienen problemas con la sucesión a menudo experimentan fuertes sentimientos de rivalidad y celos hacia sus potenciales sucesores.

En definitiva, a causa de los motivos expuestos, algunos empresarios elaboran un complejo sistema que les permite boicotear el proceso de sucesión, y según la forma en que planifican su jubilación,  podemos clasificar a los empresarios en:

  • Monarcas:no se marchan hasta que se ven obligados a ello.
  • Generales:se marchan cuando se les obliga, pero a menudo proponen volver para solucionar los problemas de un sucesor inadecuado para la empresa.
  • Embajadores:se marchan con mucho gusto y se convierten en asesores de la empresa.
  • Gobernadores:dirigen durante un tiempo y luego siguen con otro proyecto.

 

José Manuel García

JoseManuelGarciaOpem

 

 

 

 

 

 

Y tú, ¿Cómo planificas tu jubilación?

En próximos post veremos Aspectos Clave y Estrategia de Actuación para «La sucesión en la empresa familiar».

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios