Outdoor Training, un aprendizaje diferente

Cuando hablamos de formación en la empresa la primera idea que nos viene a la cabeza es un aula donde los participantes, en este caso, los empleados tratan temas relacionados con las habilidades o competencias elegidas por dicha organización para mejorar el desempeño de la empresa. Para conseguir estos objetivos es importante conocer que contamos con diferentes tipos de aprendizaje, y entre ellas la desarrollada a través de una visión diferente, el Outdoor Training.

 El outdoor training es un contexto formativo sostenido por una metodología basada en el aprendizaje mediante la observación, hacer, pensar y sentir cosas. El aprendizaje es vivencial, donde se presenta una secuencia lógica de actividades de la que se extraen conclusiones que ayudan a mejorar el entorno personal y profesional.

Esta actividad es llevada a cabo por personal que debe combinar la experiencia facilitadora en actividades “outdoor” con un alto contenido docente. El aprendizaje y la transferencia de conocimientos se logra a través de la experiencia en un clima distendido y en el que se combinan tanto competencias laborales como personales: competitividad, trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, toma de decisiones, autoestima y autoconfianza, resolución positiva de conflictos, motivación

 UN OUTDOOR TRAINING ES MUCHO MÁS QUE UN JUEGO, va más allá de ofrecer cursos y juegos al aire libre, lo que realmente se busca es que el trabajador sea capaz de asumir un compromiso de mejora con su empresa.

 Las actividades diseñadas parten de una planificación tomada de las necesidades detectadas dentro de una organización. El grupo deberá detectar los puntos fuertes y débiles derivados de los comportamientos de las personas y vincular estas actividades a las conductas habituales en el trabajo.

 Como todo programa de formación en la empresa, los objetivos de un Outdoor deben estar claramente definidos y alineados con la estrategia de la compañía, evaluando el momento en el cual se aplica y siendo dirigido por técnicas entrenadas para ello.

 En cuanto a las etapas a tener en cuenta en un programa de outdoor training, la primera fase se centrará en recogida de información acerca del grupo, identificando por otra parte lo que la empresa desea conseguir con dicha actividad, lo que permitirá una adecuación Outdoor Training – Necesidades de la empresa.

 Durante y después de las actividades y basándose en el aprendizaje se contemplan las siguientes etapas dentro del proceso inductivo:

  •   Experimentar
  •   Compartir
  •   Interpretar
  •   Ampliar
  •   Aplicar

 Es evidente que la formación ha cambiado y evolucionado, ¿Te atreves a que tus empleados se formen de una manera diferente y divertida?

EQUIPO DE OPEM

logos-opem-3-RRSS

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios