Feliz Navidad y Próspero 2015

Cada Navidad nos planteamos cuáles son nuestros deseos para el próximo año, es decir, qué nos gustaría que nos pasara y qué les pediremos a los Reyes Magos. Acto seguido, meditamos acerca de lo que nos ha sucedido este año: qué vivencias nuevas hemos experimentado, cuáles han sido las mejores y con qué nos quedamos. Así, cargados de deseos, vamos entrando en las fiestas con esa ilusión proyectada en el futuro inminente.

Conforme van pasando estos días tan especiales, nos acercamos al final del año, en concreto a la Nochevieja. Es en este momento cuando cambiamos la perspectiva hacia un punto de vista proactivo y pensamos qué podemos hacer nosotros para que esos deseos se conviertan en realidad. Este es un momento muy importante, porque ahora nos planteamos objetivos que realmente queremos que sucedan, y estamos dispuestos a trabajar con esfuerzo por ellos.

Es el momento más bonito del año porque nos sentimos capaces de comernos el mundo. El problema es que en ocasiones, esa energía con la que nos adentramos en el nuevo año se disipa cuando comenzamos a hacer esfuerzos por cumplir lo propuesto. Puede pasarnos con diferentes proyectos como un máster, una ampliación de negocio, o una nueva imagen de marca.

Para no caer en estos errores, en el momento de mayor énfasis no sólo hay que pensar en los objetivos que queremos alcanzar, sino también hemos de pensar en el cómo conseguirlos. Es entonces cuando hemos de marcarnos unos pasos a seguir, una guía realista con una adecuada gestión del tiempo, que nos ayude a conseguir los proyectos.

 

En OPEM no pedimos que nadie se aplique la medicina que no se aplica a sí mismo y claro, también hemos hecho balance. Debemos manifestar que estamos satisfechos y siempre agradecidos, con los resultados que hemos conseguido gracias a nuestros clientes. Con lo que hemos logrado en el año 2014, nos hemos propuesto varios objetivos y hemos elaborado planes de acción tod@s y cada uno de los miembros del equipo.

Hace años, un gran profesional compartía que en el mundo de los negocios hay que trabajar duro, ser constante, esforzarse… y tener ese poquito de suerte que lo acaba haciendo todo posible.

Os deseamos por ello todo lo mejor en la gestión de vuestros proyectos, tanto en el ámbito empresarial como en el personal, y que cuando hagáis balance del año, sólo podáis emitir una amplia sonrisa provocada por la satisfacción de un trabajo bien hecho, porque desde aquí sabemos que habéis hecho todo lo posible para que esa pequeña estela de “suerte” os acompañe en el año que entra.

EQUIPO DE OPEM

logos-opem-3-RRSS

Dejar un comentario

  • Todavía no hay comentarios